Evangelio del Domingo 21 de Julio de 2019

Lectura del Santo Evangelio según San Lucas 10,38-42
Jesús entró en un pueblo, y una mujer que se llamaba Marta lo recibió en su casa. Tenía una hermana llamada María, que sentada a los pies del Señor, escuchaba su palabra. Marta, que estaba muy ocupada con los quehaceres de la casa, dijo a Jesús: "Señor, ¿no te importa que mi hermana me deje sola con todo el trabajo? Dile que me ayude". Pero el Señor le respondió: "Marta, Marta, te inquietas y te agitas por muchas cosas, y sin embargo, una sola cosa es necesaria. María eligió la mejor parte, que no le será quitada". María ha escogido la mejor parte .
Palabra de Dios
Lectio Divina
María ha escogodo la mejor parte.
Meditación:(Qué me dice el texto)
Lucas presenta una escena que a más de uno causa malestar. La hospitalidad de María hacia Jesús, siguiendo el ejemplo de Abrahán, que se preocupa y se afana por muchas cosas y la hospitalidad “diferente” de María que pareciera escogió la parte más cómoda sentada a los pies del Maestro para escucharla. Hay personas y grupos cristianos que no paran cuando comienza un compromiso. Crecer es comprometerse, pasar del tiempo de las teorías al tiempo de la acción. Sin embargo, para Cristo “la mejor parte “es la de la escucha, la de la contemplación, la de la oración. Quizás Lucas ha querido responder a la tensión existente en su comunidad entre poner en práctica el mandamiento del amor, del que nos hablaba la parábola del buen samaritano, y la escucha de la Palabra. Escuchar la palabra es lo más importante para ella, es el motor de la vida la que nos lanza a realizar el mundo nuevo.
Oración:¿Que le digo a Dios?
Que mi corazón, Señor, se sacie con tu Palabra. Que mis manos se cansen haciendo tu voluntad en mis hermanos.
Fuente la Hoja del Domingo y el libro "Evangelio y Vida" 2019, Ed. Claretiana.