Evangelio del Domingo 29 de Noviembre de 2020

Lectura del Santo Evangelio según San Marcos 13, 33-37(Primer Domingo de Adviento)

33 "Tengan cuidado y estén prevenidos, porque no saben cuándo llegará el momento. 34. Será como un hombre que se va de viaje, deja su casa al cuidado de sus servidores, asigna a cada uno su tarea, y recomienda al portero que permanezca en vela. 35. Estén prevenidos, entonces, porque no saben cuándo llegará el dueño de casa, si al atardecer, a medianoche, al canto del gallo o por la mañana. 36. No sea que llegue de improviso y los encuentre dormidos. 37. Y esto que les digo a ustedes, lo digo a todos: ¡Estén prevenidos!»
Palabra del Señor

Lectio Divina
Tengan cuidado y estén prevenidos.
Meditación:(Qué me dice el texto)
Vigilar tiene que ver con estar alerta. Estar preparados. Una buena imagen de la vigilancia espiritual es la de los atletas al comienzo de una carrera, en espera de la señal de salida. El que vigila se mantiene a la escucha con una atención que le permite actuar con diligencia y fidelidad en todas las cosas, sin excepción. La calidad de esa escucha interior determina la calidad de la respuesta. Aún sin darnos cuenta, en cada momento estamos respondiendo, diciendo sí o no, abriendo el corazón a Jesús o cerrándole la puerta. Yo estoy junto a la puerta y llamo: si alguien oye mi voz y me abre, entraré en su casa y cenaremos juntos(Ap.3,20)..
Oración:¿Que le digo a Dios?
Dame la gracia, Señor, de despertar mi atención por la vida y verte en mis hermanos.
Acción:¿A que me comprometo?
Prepara bien este adviento con una lectura diaria atenta de la Palabra.

Fuente la Hoja del Domingo y el libro "Evangelio y Vida 2020" , Ed. Claretiana.