Evangelio del Domingo 19 de Enero de 2020

Lectura del Santo Evangelio según San Juan 1, 29-34
Juan el Bautista vio acercarse a Jesús y dijo:”Este es el cordero de Dios, que quita el pecado del mundo. A él me refería, cuando dije: Después de mi viene un hombre que me precede, porque existía antes que yo. Yo no lo conocía, pero he venido a bautizar con agua para que él fuera manifestado a Israel”. Y Juan dio este testimonio;”He visto al Espíritu descender del cielo en forma de paloma y permanecer sobre él. Yo no lo conocía, pero el que me envió a bautizar con agua me dijo: ‘Aquel sobre el que veas descender el Espíritu y permanecer sobre él, ese es el que bautiza en el Espíritu Santo’. Yo lo he visto y doy testimonio de que él es el Hijo de Dios”.
Palabra del Señor

Lectio Divina
Este es el Cordero de Dios
Meditación:(Qué me dice el texto)
Es muy bonita la forma que tiene el Bautista de saludar a Jesús:”Este es le Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo”. Es tan real que la repetimos cada vez que nos reunimos para celebrar la Eucaristía. Jesús es, de hecho, el Cordero de Dios, porque en cada momento de su vida vivió entregándose totalmente a favor de los hermanos.¡Se inmoló por nosotros! Y quitó el pecado del mundo porque con su Pascua derribó el muro el muro de la enemistad que nos separaba y nos reconcilió. Es el mediador de la Nueva Alianza en su Sangre. En Jesús, recibimos gracia sobre gracia.
Oración:¿Que le digo a Dios?
Jesús nos libera, nos salva de toda opresión y esclavitud. Dame Señor, la fuerza para seguirte y ser testigo de esta Buena Noticia.
Fuente la Hoja del Domingo y el libro "Evangelio y Vida" 2020, Ed. Claretiana.