Evangelio del Domingo 25 de Octubre de 2020

Lectura del Santo Evangelio según San Mateo 22, 34-40

34 "Cuando los fariseos se enteraron de que Jesús había hecho callar a los saduceos, se reunieron en ese lugar, 35. y uno de ellos, que era doctor de la Ley, le preguntó para ponerlo a prueba: 36. «Maestro, ¿cuál es el mandamiento más grande de la Ley?». 37. Jesús le respondió: «Amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma y con todo tu espíritu. 38. Este es el más grande y el primer mandamiento. 39. El segundo es semejante al primero: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. 40. De estos dos mandamientos dependen toda la Ley y los Profetas»."Palabra del Señor

Lectio Divina
Con todo tu corazón, con toda tu alma y con todo tu espíritu.
Meditación:(Qué me dice el texto)
Sólo desde la experiencia de la unidad tiene sentido el mandato: amarás a tu prójimo como a ti mismo. Sin la experiencia de que todos somos uno, este mandato es un simple imperativo ético, una exhortación a la voluntad. Pero el auténtico amor al prójimo y a uno mismo no nace de una cepa tan frágil como la voluntad humana, sino que solo puede nacer de la cepa del amor de Dios. Podemos amar al otro y a nosotros mismos porque nos sentidos amados por Dios, Ese amor, para ser tal, necesita de todo el corazón, de todo el entendimiento y de todo el ser. Ese amor, que no es otra cosa que la oblación de lo uno es, es lo único que, en último término, sacia al ser humano.
Oración:¿Que le digo a Dios?
Que mi amor a ti, Señor, se exprese en todas las personas en las que te escondes.
Acción:¿A que me comprometo?
Acoge con amor a cada prójimo que te necesite.

Fuente la Hoja del Domingo y el libro "Evangelio y Vida 2020" , Ed. Claretiana.